lunes, octubre 18, 2010

Alquimia


A oscuras, tal vez en sueños
Navego el ondear de tu pelo
Hasta tu cuello, tus labios

A oscuras, tal vez en sueños
Me entrego al vértigo sinuoso
de tu geografía sagrada
y allí te encuentro.

A oscuras, tal vez en sueños
enredo de piernas,
mojado en tus labios,
hundido en tu sexo.



Dulce el naufragio
que nos acuna,
y que nos despierta.
Sal de los cuerpos,
extraña alquimia
que nos transforma

Uno y dos,
Océano profundo,
cielo infinito;
Hombre y mujer,
Vida que late eternamente
tan solo aquí, en el presente.

No hay comentarios.: